El "temible" Corso

 La historia que hoy empiezo a relatar es para mi el relato de un caso que aún no se cual será su final pero que aun así y dada mi absoluta confianza en estos seres maravillosos de 4 patas espero que tenga un final feliz.

 

 Corso llegó a casa una tarde con su dueño y el hermano de éste: me contaron (y pude ver con mis propios ojos las séquelas) que Corso había mordido al hermano del propietario, que sin ser graves para lo que estos perros son capaces de hacer (Corso es un Sttanfor de apariencia imponente, brutal diría yo) convenía poner remedio a la situación lo antes posible.

 

 El comienzo de la educación de Corso lo enfocamos más como una modificación de conducta y de relación del perro con su familia. Pero en cuando transcurrieron las primeras clases la conducta en casa de sus propietarios empezó a hacerse insostenible y aparte de gruñidos varios apareció la agresión física hacía la madre y el dueño con la consiguiente falta de confianza de ellos hacía el perro.

 

 En este punto debo aclarar  que esta familia en concreto está muy implicada con Corso y que si han cometido algún error ha sido siempre por cariño hacía el animal.

 

 La situación llego a ponerse tan mal con Corso en casa que terminó un día por hacerse dueño del garaje-entrada de la casa. Su familia ve que ha llegado al límite y temen por su seguridad por lo que deciden llamarme…

 

 

                                             Continuará…

                                                      

 

 

 

Comentarios: 0