Y Corso vuelve a casa...

 Primero quiero agradecer a la familia de Corso la confianza depositada en mi y como no, al propio Corso por haberme enseñado tanto.

 

 Corso llegó a empireDOG con problemas de agresividad con su familia y se va siendo un perro fiable y sin muestras en 2 meses de dicha agresividad, eso si, es un perro con muuuuucho temperamento y eso nos obliga a guardar una serie de precauciones.

 Quiero decir en este punto que en mi opinión Corso no es un "perro peligroso" (si se le sabe tratar) pues es un perro que no te engaña. Desde el principio te pone claro que tiene mucho caracter y así actúa. Teniendo los conocimientos y el caracter adecuado es perfectamente manejable.

 Creo que queda claro en este punto que no es un perro para cualquier dueño, y si bien muchas veces pasa esto en la sociedad actual no es lo más conveniente. Lo ideal es que el modo de vida de nuestro perro y el nuestro fueran compatibles, pues hay perros con mucha energía que se quedan todo el día esperando a sus dueños en casa y salen media hora cuando estos pueden sacarlo... Finalmente son nuestros perros los que tienen que sufrirlo.

 En el caso de nuestro amigo Corso volverá a su casa (de lo cual nos alegramos mucho) pero nuestra responsabilidad hacia su familia nos obliga a recomendarles un régimen bastante restrictivo en un principio hasta que los miembros de la casa recuperen la confianza (recordar que Corso mordió a 2 de estos miembros).

 Se que con el tiempo, Corso, se volverá a ganar su espacio en la familia...

 

                                                              Muchas gracias Corso...

Escribir comentario

Comentarios: 0