ADIESTRAMIENTO BASICO

 Llamamos adiestramiento básico el enseñar al perro a sentarse, echarse, estar quieto, caminar con o sin correa, y lo que empireDOG considera más importante es que lo haga en todos los sitios y cualquier lugar, convirtiéndolos en una compañía agradable y no una carga para nosotros o los demás.

  

El primer año del perro es el más importante, y por eso debemos exponerlo a diferentes situaciones, con tantos ambientes, personas y animales como sea posible. Con esto conseguiremos que crezca la confianza en si mismo y que de ahí en adelante no presente timidéz, agresividad o desconfianza hacia lo desconocido. Sin embargo, nunca es tarde para que el perro adquiera nuevas pautas de comportamiento.

 

 Con un buen adiestramiento conseguiremos que el perro alcance un buen equilibrio psicológico y a la vez estamos evitando la aparición de conductas innecesarias.

 El adiestramiento se realizará tanto en sitios ajenos al perro como también en su territorio, pasando por lugares donde su comportamiento negativo, fobia o timidez se intensifica, como puede ser la ciudad o la playa, pero siempre teniendo en cuenta cada caso particular. 

 

La naturaleza animal

 Es necesario que un adiestrador conozca la naturaleza del animal con el que está trabajando y los métodos de los que disponemos para llegar al perro. En otras palabras, debemos conocer las vías a través de las cuales el perro recibe nuestro estímulo, los reflejos naturales y condicionados, las necesidades e instintos del perro, los estímulos que lo hacen trabajar y como estimular o inhibir actividades individuales.

 

 El hombre y el perro viven en mundos distintos. Debemos comprender esta diferencia y en lugar de querer confinarlo en el nuestro es mejor intentar introducirse en el suyo, sirviéndose para ello de nuestro raciocinio. De este modo nos situaremos en condiciones óptimas para poder comprender a este maravilloso animal, objeto de nuestro adiestramiento.